Iniciando

Puede usar estos estudios para su propio beneficio o para ayudarle a iniciar un grupo de estudio Bíblico. Las siguientes sugerencias le ayudaran a darle un buen comienzo al proceso de estudio.

Cómo Usar los Estudios de Manera Individual o en forma Grupal

Los estudios Bíblicos se presentan en un orden natural de progresión. Le recomendamos comenzar con la autoevaluación individual, “¿Estoy Verdaderamente Siguiendo a Jesús?” Esto  le ayudará a identificar algunas de las áreas débiles en su caminar espiritual.

También le recomendamos estudiar “Principios Cristianos Importantes”, Parte 1, 2 y 3 al inicio del proceso ya que estos establecen el fundamento para todo lo demás. Pero esta sugerencia no tiene que ser seguida. Es mejor estudiar algo que verdaderamente le interese. La clave es aprender a aplicar la Biblia a su vida.

Podría querer iniciar con un rápido vistazo de la Biblia y el Plan de Dios para la humanidad. Uno de los siguientes dos estudios podría servir a este propósito:

  1. “El Hilo Rojo de la Redención” (1-7 semanas)
  2. “Descubriendo el Plan de Dios “ (8 semanas)

A las personas naturalmente les gusta la variedad. El apéndice F recomienda otras alternativas de estudio para las materias cubiertas en esta serie de estudios Bíblicos.

Como dirigir un Grupo de Estudio Bíblico

  1. Preparación para la Primera Reunión

    El líder del grupo debe leer el Apéndice A, “Como Estudiar su Biblia”, para que se familiarice con los métodos de estudio. También debe leer el Apéndice B, “Principios de Discipulado”, y el Apéndice C, “Cómo Iniciar y Dirigir un Grupo de Estudio Bíblico”, antes de la primera reunión. Estos le ayudarán al líder a edificar creyentes que verdaderamente siguen a Jesús.

  2. La Primera Reunión
    La primera reunión del grupo pequeño es un tiempo introductorio en el cual los miembros pueden discutir los estudios Bíblicos e identificar aquellos que más les interesan. Podrían querer discutir las cuatro metas de esta serie de estudios Bíblicos que aparecen en las páginas1 y 2. Este tiempo sería adecuado para distribuir copias para cada miembro de los siguientes temas:

    1. ¿Estoy verdaderamente siguiendo a Jesús?
    2. Apéndice A, “Cómo Estudiar Su Biblia”
  3. La Semana Posterior a la Primera ReuniónDurante esta primera semana, cada miembro debería completar la guía de autoevaluación  e identificar las áreas en las que necesita mejoría. Los miembros del grupo también deberían leer el Apéndice A, “Cómo estudiar su Biblia”. Pueden leer los comentarios y los versículos para algunas de las áreas en las que necesitan mejoría.

    En la segunda reunión, el grupo puede discutir lo que los miembros han aprendido. (No es necesario que revelen sus calificaciones personales de la guía de autoevaluación. Esto es algo entre ellos mismos y Dios).

  4. Las Siguientes Reuniones
    El grupo puede escoger lo que sucederá en las próximas dos semanas, a fin de dar oportunidad a cada miembro del grupo de estudiar áreas en las que necesita mejoría. O el grupo puede decidir pasar inmediatamente al próximo estudio y dejar que los miembros trabajen en sus propias áreas de manera individual.

Sugerencias

Un resultado natural de vivir la vida llena del Espíritu Santo es compartir el Evangelio de Jesús y el mensaje de la Vida Llena del Espíritu con la familia, los amigos y los vecinos. Por medio de los estudios puede hacerlo de uno a uno así como iniciando grupos pequeños.

Finalmente, disfrute del proceso. La meta es aprender a verdaderamente seguir a Jesús, no simplemente completar una serie de estudios Bíblicos. Acelere el estudio en algunas áreas y adelántese en otras en las que siente que no necesita, y baje la velocidad durante los temas en los cuales necesita más tiempo para digerirlos y aplicar las verdades espirituales.